28 ago. 2013

Somos tan extraños, nos encontramos en un cuerpo tan débil pero sin embargo nos mostramos y queremos creer que somos fuertes y que podemos contra todo, hasta que nos damos cuenta que apenas podemos con nosotros mismos. Las cosas no van a salir como nosotros queremos siempre, así que debemos tratar de entender y adaptarnos a donde estamos, a la situación en la que nos encontramos, por que las casualidades no existen y todo pasa por algo, todo nos deja una enseñanza que hay que saber descifrar. A veces siento que pierdo mi tiempo, impotencia podría decirse, que estoy en un punto fijo del planeta quieta, y todo el mundo esta esperando a ser descubierto por nuevos ojos, y me encuentro acá sentada, escribiendo una entrada en un blog desahogando mis sentimientos y compartiendo mi opinión. Hay tanto por hacer, hay tanto tiempo y a la vez tan poco, hay tantos sueños por cumplir, hay tanta energía por gastar, hay tantas sonrisas por usar y hay tanta alegría por sentir, que perdemos el tiempo de vida que tenemos preocupándonos por cosas que tienen poco sentido. 
¿Que estamos esperando?

No hay comentarios:

Publicar un comentario