19 mar. 2014


Te recuerdo cómo una historia que comenzó, pero que no tuvo final.
Te recuerdo muy lejano. 
Te recuerdo con una sonrisa, que se desvanece lentamente.
Te recuerdo por que en un abrir y cerrar de ojos, me encontraba a tu lado.
Te recuerdo por que alguno de los dos debe recordar.
Puedo decir aún que te recuerdo. Y puedo volverlo a decir mil veces más, por que sé que te seguiré recordando. Por que ocupas un lugar fijo en mi mente. Pero ya no te pienso con la intención de que vuelvas, simplemente como algo diferente, como latidos que aumentan a cada paso que das mientras te acercas a tu destino sin saber si encontrarás lo que estas buscando, como una respiración un tanto forzada, como un intento de despejar mi mente de dudas cuando esta repleta de una cantidad innumerable de ellas, como cuando tengo ganas de un abrazo en completo silencio y nadie a mi alrededor comprende mi necesidad, y no quiero un abrazo de absolutamente nadie que se encuentre a mi alrededor. Pero sí de algo más lejano.
Te recuerdo cuando el tiempo parece no parar nunca, cuando quiero recordarte, y cuando no también. 
No me preguntaste si yo quería que me olvides. Ni me preguntaste si yo quería olvidarte.
Te recuerdo, simplemente, por que vos decidiste formar parte de mi pasado.

4 comentarios:

  1. Historias para recordar, historias que contar.
    Bonitas las palabras y momentos que elegiste para describir ésa situación.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jennifer, siempre van a existir esas historias, lo importante es que al recordarlas nos den al menos una sonrisa, besos!

      Eliminar
  2. Es lindo recordar los buenos momentos, mas si fueron con alguien super importante.
    Lindo texto, me gusto mucho♥ "pero ya no pienso con la intención de que vuelvas" con esa parte, me sentí super identificada!!!
    Un saludo♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que te hayas sentido identificada! muchas gracias, saludos a vos también ☺♥

      Eliminar