7 sept. 2016

Vivimos en constante transformación. En este instante hablamos; me contas, y te cuento. Escuchamos nuestras vidas, cómo nos influyó el pasado y cómo pensamos transformar aquellos sucesos para el futuro. Escuchamos los momentos cotidianos, y los que nos penetran el interior haciendo renacer sentimientos que se encontraban ocultos en lo más profundo de nuestro ser. Nos escuchamos en este instante, nos conocemos hoy. Pero si te veo mañana, es probable que haya analizado ciertas palabras que anteriormente salieron de mi boca, y piense diferente. Aunque sean mínimos detalles, mi forma de sentir los recuerdos va a cambiar de manera consciente o inconsciente. Y a la otra persona va a pasarle igual. Somos seres cambiantes. Entonces, si nos volvemos a encontrar algún día lejano, ¿como podemos aceptar nuestras transformaciones, si no estuvimos ahí mientras sucedían?, ¿vamos a querernos a nosotros, o simplemente vamos a querer nuestro recuerdo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario