7 ene. 2013




Dicen que te olvides de lo que te hace mal, que te alejes, que recordarlo no te hará nada bien, pero, ¿Hasta que punto? No es bueno olvidar todo lo que alguna vez te hizo mal, pero tampoco es bueno recordarlo siempre. 
Las cosas que marcan mucho en tu vida no se deben olvidar por completo, sea bueno o malo por que quizás, por ejemplo, si una persona te defraudó demasiado, y luego la amistad se vuelve a retomar, no se debe olvidar el motivo por el cual antes se habían peleado, por que no volverá a ser lo mismo. Después de todo las personas que te hablan mal de todos, ¿No hablarán mal de ti con los demás? entonces, si una persona te defraudó una, dos o incluso más veces ¿Cómo sabes si no te volverá a defraudar? Pero tampoco es bueno guardar rencor por mucho tiempo, de ser tan orgullosos. Es cuestión de arriesgarse, y es lo que debo hacer justamente ahora, arriesgarme a perdonar y querer, por que una clave para sentirse bien con uno mismo y su alrededor, es no tener enemigos. Arriesgarse a perdonar, y a ser perdonado. 



"Cause in the end, no one loses or wins, the story begins, again 

and again with forgiveness and love."

No hay comentarios:

Publicar un comentario